Documento sin título
La Hipoteca

La hipoteca.

    La hipoteca es un derecho real y se formaliza con una escritura pública ante Notario. Además la hipoteca debe inscribirse en el registro de la propiedad. Si somos los dueños del bien hipotecado, tenemos que hacer frente a la obligación garantizada que normalmente es devolver el dinero prestado más sus correspondientes intereses en el plazo establecido.

    La Hipoteca es una garantía real que se formaliza sobre un bien, como por ejemplo una vivienda, que no es entregado al acreedor, pero que este tiene el derecho a ser pagado con el valor del bien en el caso de que se incumpla la obligación que se ha garantizado, en el grado de preferencia establecido por la ley.

    Generalmente se habla de hipoteca, para referirnos al préstamo hipotecario formalizado al adquirir una vivienda. Bajo el término hipoteca se engloban múltiples y muy diferentes  productos que ofrecen  bancos y cajas de ahorro con los que poder así adquirir un inmueble. Hipoteca Multidivisas, Hipoteca Puente, Hipoteca Inversa, Hipoteca a interés fijo o variable, Hipotecas a 40 años... son sólo algunos ejemplos. Pero hemos de diferenciar entre lo que es la hipoteca y la obligación garantizada.

    La entidad financiera se asegura el pago del dinero prestado más sus correspondientes intereses, a través de la hipoteca, pues está se constituye en un  derecho real de garantía y de realización de valor. El bien, que muchas veces es una vivienda, queda en manos del dueño, es decir, del que ha pedido el préstamo al banco para poder efectuar la compra, y podrá disfrutar de dicho bien, pero el acreedor hipotecario, si la deuda garantizada no se satisface en el tiempo que se había pactado, puede poner en marcha la venta de la vivienda o el bien que se ha gravado con la hipoteca.

    La hipoteca es un derecho real y se formaliza con una escritura pública ante Notario. Además la hipoteca debe inscribirse en el registro de la propiedad.

    El dueño de la vivienda o el bien hipotecado, tienen entonces que hacer frente a la llamada obligación garantizada. Generalmente consiste en devolver el préstamo que se entregó y en cumplir todas las responsabilidades que se contrajeron.

    La entidad financiera nos concede un préstamo hipotecario. Se trata de una suma de dinero, que se denomina capital y  que se ha prestado al nuevo dueño del bien hipotecado. También se ha establecido un plazo, en le que se pagará el capital y todo lo que se derive. Se trata de pagos periódicos que normalmente se conocen como cuotas mensuales. Hay que tener presente, que no devolveremos solo el capital, sino todos los intereses que se crean por la suma de dinero prestado. El interés también constituye un factor fundamental en la obligación garantizada. El interés señala el porcentaje que se debe satisfacer al acreedor hipotecario. Este interés normalmente se determina mediante los Índices de Referencia de los Prestamos Hipotecarios. Mayoritariamente se utiliza el Euribor, aunque también existen otros índices como el IRPH. A estos índices de referencia, normalmente se les añade un diferencial.




Diccionario Hipotecario. Diccionario de la Hipoteca.
Amortización parcial anticipada Hipoteca a 40 años Novación Hipotecaria  
Claúsula Suelo Hipoteca Hipoteca Inversa Periodo de Carencia  
Comisión por desistimiento Hipoteca Multidivisa Promotora, constructora, agencia  
Diferencial Hipoteca Puente Subrogación Hipotecaria  
Euribor Índices de Referencia Tasación de la vivienda  
Hipoteca interés fijo o variable IRPH Vivienda habitual. Definición  
Guía Hipotecaria. Guía de la Hipoteca.
La hipoteca. La decisión Entorno, características,... Comprobaciones antes de comprar

Hipoteca La Hipoteca Contador-visitas Lecturas: 6299

Web