Documento sin título
La Tasación de la vivienda.

La tasación de la vivienda

Cuando una vivienda entra en un proceso de compraventa, o se va a realizar una subrogación hipotecaria o una ampliación de la hipoteca, fácilmente se deberá hacer una tasación de la vivienda o de los inmuebles que van a entrar en la nueva operación.

    La tasación es una estimación realizada por un profesional del valor mercantil  de la propiedad o inmueble objeto de estudio. En el proceso de compraventa de una vivienda es indispensable realizar una tasación previa a la concesión del préstamo hipotecario. Normalmente se concede el 80 % del valor del inmueble reflejado en el documento de la tasación, es decir, que si por ejemplo, se desea adquirir una vivienda y el tasador refleja en el documento, que el valor de esta es de 100.000 €, la entidad bancaria normalmente nos ofrecerá como máximo un préstamo hipotecario de 80.000 €. La tasación de los inmuebles suelen demandarse en los procesos de compraventa, pero también pueden requerirse en las subrogaciones o en las ampliaciones de hipoteca si desde la anterior tasación ya han transcurrido 6 meses.

    Con el informe de la tasación , el banco, se asegura de que la cantidad de dinero prestado no sea superior al valor de la propiedad.

    La tasación debe ser realizada por un perito independiente que estará autorizado por el Ministerio de Economía y Hacienda.

     Tasar un vivienda debe ser realizada por un profesional que evidentemente cobrará por sus servicios. Normalmente es el comprador quien debe pagar los gastos de la tasación, y su precio suele estar entre los 100 y 300 €.  Aunque según la ley, el banco y el comprador deben ponerse de acuerdo para determinar quien realizará la tasación y quien correrá con los gastos, normalmente son las entidades bancarias quienes determinan los encargados de realizar la tasación y cobran a los solicitantes del préstamo los gastos ocasionados.

    El tasador tienen en cuenta numerosos factores para determinar cual es el valor del inmueble. Tiene en cuenta:

        -  la propiedad en sí: número de metros,  la calidad de los materiales, cuales son los acabados de todos los elementos que conforman la propiedad, sus diferentes instalaciones, aire acondicionado, gas, ascensor, portero automático...

        -  su entorno: dentro del edificio y  la ubicación de la vivienda, núcleo urbano más próximo, servicios y red de comunicaciones que existe en su cercanía...

    En la tasación de la vivienda  se podrá incluir el garaje y el  trastero si la propiedad los posee. Serán también  estudiados y tasados y aumentarán el valor final.

    Que se lleve a cabo la tasación del inmueble, no significa que se vaya a conceder el préstamo. Si una vez realizada la tasación,  no se concede el préstamo por los motivos que fueren , el documento tiene un periodo de validez, que suele ser de 6 meses. Por lo tanto el banco, deberá entregarnos el documento con el que podremos acudir a otra entidad bancaria  y así no tener que volver a realizar la tasación, ni volver a pagar por ello.



Menéame 
Contador-visitas Lecturas: 3457

Hipoteca.com.es: Web dedicada al mundo de la hipoteca