Documento sin título
Rubalcaba propone una segunda oportunidad en las hipotecas para que los ciudadanos no pierdan su vivienda.

Rubalcaba propone una segunda oportunidad en las hipotecas para que los ciudadanos no pierdan su vivienda

28 de septiembre de 2012

La proposición de ley contra el desahucio, el sobreendeudamiento y la insolvencia familiar, tratará de evitar los desahucios y que los ciudadanos se endeuden por encima de sus posibilidades.

    El líder socialista, Alfredo Pérez Rubalcaba, en un acto en Fuenlabrada (Madrid), ha señalado que con la Proposición de ley que quiere presentar su partido contra el desahucio, el sobreendeudamiento y la insolvencia familiar, pretenden dos cosas:

    Primero salir al paso de la situación actual de  mucha gente que firmó una hipoteca cuando la economía estaba creciendo y sus perspectivas personales eran muy buenas y se encuentra ahora de repente sin poder pagarla, lo que supone muchas veces, una tragedia que acaba en desahucio (se habla de 400.000 desahucios desde 2007). Los desahucios constituyen un elemento de fractura social, un problema que seguirá creciendo porque la economía parece que no vaya a mejorar. Tratar de evitar desahucios sería un de los pilares fundamentales de la nueva proposición de ley.

    En segundo lugar la proposición de ley, buscará tratar de evitar que la gente se endeude por encima de sus posibilidades, es decir, más de lo que pueda pagar. Evitar que pase lo que ha pasado durante el desarrollo y el calor de la burbuja inmobiliaria. Tratará de impedir que los bancos acepten cláusulas, deudas o hipotecas que ellos mismos sepan que suponen riesgos desmesurados. En este sentido, ha señalado Alfredo Pérez Rubalcaba que ha habido bancos que aceptaron hipotecas con riesgos, y que los ciudadanos conocían los riesgos relativamente pero los bancos los sabían muy bien, y que a la hora de repartir responsabilidad, tiene mucha más el banco que sabía lo que estaba firmando, que el ciudadano que muchas veces, por no tener conocimientos suficientes firmaba lo que le ponían delante pensando que era una oportunidad para él. La responsabilidad en este caso no es simétrica, sino que existe una enorme asimetría, y que con esta proposición del ley se trataría de evitar. Este segundo pilar de la proposición de ley, buscaría poner restricciones a las entidades financieras, como que no se firmen hipotecas muy largas o tipos de interés que sean superiores a un determinado límite.

    Una de las frases de Rubalcaba ha sido que: "Hay ciudadanos que los están pasando francamente mal y que hipotecan toda su vida para poder pagar la hipoteca, valga la redundancia."  El presidente de la oposición ha señalado también que España tiene un sistema de hipotecas, que es distinto de los países de Europa, distinto del de Estados Unidos y Gran Bretaña, y que España puso encima de la mesa la dación en pago, y que si bien esta es una salida, es una salida parcial, pues tiene la ventaja de que saldar la deuda de la hipoteca pero la desventaja de perder la vivienda. La dación en pago, aunque es mejor que la situación actual, en la que además de dar tu casa tienes que seguir pagando e incluso pagando mucho porque te tasan la vivienda muy por debajo de cuando te concedieron la hipoteca, es una solución parcial pues implica la perdida de la vivienda. El líder socialista, piensa que hay que tratar por todos los medios de que la gente no pierda la vivienda. La nueva Proposición de Ley, supondría  una segunda oportunidad, que consistiría en una serie de formulas para evitar incluso la dación en pago, con el fin de que el ciudadano no perdiera su vivienda. La solución en pago sería una solución, pero antes de llegar a ella se trataría de abordar otro tipo de soluciones distintas con el objetivo de que la gente pueda seguir en sus casas, renegociando la deuda, tal como puede hacerse en otros ámbitos, como por ejemplo las empresas o los autónomos. Cuando estos tiene una deuda, tienen mecanismos para negociar y renegociar la solución. Mecanismos que no tiene un particular, como son los concursos de acreedores o convenios que tratan de evitar la ejecución dramática de la deuda, con el fin de mantener el negocio y el empleo. Se trataría de llevar este sistema que existe en el mundo de los autónomos o de las empresas al mundo de las hipotecas. Se trataría en definitiva de que existan para las hipotecas, las mismas posibilidades que tiene un empresario o un autónomo, cuando tiene una deuda, para pagarla en condiciones más flexibles con el fin de salvar su negocio. De esta manera cuando un cliente tiene imposibilidad de hacer frente a su hipoteca, se trataría de buscar condiciones mejores que le permita mantener la vivienda. Es la segunda oportunidad, que ya existe en otros países, con el objetivo central de que el ciudadano no pierda su hogar.



Menéame 
Contador-visitas Lecturas: 1707

Hipoteca.com.es: Web dedicada al mundo de la hipoteca