Documento sin título
¿Qué es el diferencial de una hipoteca?

¿Qué es el diferencial de una hipoteca?

Una hipoteca a interés variable, esta referencia a un índice, generalmente al Euríbor, al que se le añade un diferencial y la unión de ambos (índice + diferencial), determina los interés a pagar.

    Antes de hablar del diferencial, debemos saber que son los índices de referencia para los préstamos hipotecarios, que son a los que se les añade el diferencial por la institución financiera.

    Una hipoteca a interés variable, esta sujeta a un índice de referencia que va variando. La inmensa mayoría de las hipotecas están referenciadas al Euríbor, pero también existen otras que sujetas a otros indicadores, como por ejemplo el IRPH. Estos índices van evolucionando y van protagonizando tendencias bajistas o alcistas en función de determinadas variables, como el nivel de los tipos de interés, la situación económica, etc. Como los índices de referencia van variando, las hipotecas a interés variable son revisadas semestralmente o anualmente para recoger las variaciones de dichos índices. Si el Euríbor o el índice al que este referenciado la hipoteca ha bajado, en dicha revisión de la hipoteca, se recogerá la bajada y entonces las próximas cuotas mensuales que se cobrarán por la institución financiera, hasta la siguiente revisión, tendrán un importe menor. Evidentemente, será al contrario, es decir, subirán las cuotas, si el Euribor o el índice de referencia ha subido.

    Además del índice de referencia al que esta sujeto la hipoteca, los bancos, añaden a este índice un diferencial. Este diferencial varía de un banco a otro, e incluso dentro del mismo banco, varía de una hipoteca a otra. Pues un cliente puede aceptar más o menos condiciones de las que señala el banco al ofrecer la hipoteca y se le puede aplicar un diferencial mayor o menor en función de las condiciones que acepte o deje de aceptar. Además si un cliente, según el estudio que realice el banco, ofrece menos garantías de cumplir con los pagos de la hipoteca o se detecten más riesgos de impago se le puede aplicar un diferencial mayor.

    El diferencial que ofrecen las entidades financieras es una fuente de competencia entre ellas y ello es un factor que juega a favor del cliente. Pues las entidades pueden ofrecer hipotecas a interés variable a Euríbor  +1%, otras lo pueden hacer a Euríbor +0,85%, otras por ejemplo a Euríbor + 0,69%, otras a IRPH +0% o a IRPH +0,10%... El cliente así puede barajar las distintas posibilidades ofrecidas por diferentes bancos, sabiendo que entre dos hipotecas iguales, con la única diferencia de que una tiene un menor diferencial, pagará menos intereses por esta hipoteca. También hay que tener presente que el diferencial es solo una variable más que encierra la hipoteca, pero que existen otras que pueden hacer, que una hipoteca que tenga un mayor diferencial que otra, pueda resultar mejor que la que tiene el diferencial menor, debido a que otras variables son más ventajosas. Por ello conviene estudiar cada hipoteca detenidamente y tener presente todas las variables que giran en torno a ella.



Menéame 
Contador-visitas Lecturas: 2947

Hipoteca.com.es: Web dedicada al mundo de la hipoteca