Documento sin título
Definición de vivienda habitual.

¿Qué se entiende por vivienda habitual?

La compra de vivienda habitual lleva consigo deducciones, pero para poder conseguirlas debe de tratarse de una vivienda habitual tal como entiende este concepto la ley.

    Adquirir una vivienda como residencia habitual tiene una serie de ventajas a nivel de fiscalidad. Antes del 1 de enero de 2011 las deducciones fiscales eran más importantes, pero una de las consecuencias de la crisis económica tan severa que sufrimos y que parece que no tiene fin, ha sido la reducción de estas ventajas fiscales. Pero todavía hay deducciones fiscales por la compra de vivienda habitual, para aquellos contribuyentes que cuya base imponible sea inferior a 24.107,20 euros anuales. Pero ¿que se entiende por vivienda habitual? Intuitivamente es fácil de saber, pero en un mundo como el nuestro, con la ley muy presente en todos los ámbitos de nuestra vida, no es suficiente con la intuición y es necesario tener presente la definición que hace de la misma la ley. Y es necesario, porque si queremos acogernos a las deducciones fiscales la vivienda que compremos debe de ajustarse a lo que la ley entiende por vivienda habitual.

    Para saber con exactitud lo que es la vivienda habitual para la ley hay leer el artículo 68 de la Ley 35/2006 y el artículo 54 del Reglamento del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas que lo desarrolla. Seguidamente mostramos el artículo 54 del Reglamento del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas para que quede claro el concepto de vivienda habitual:

Deducción por inversión en vivienda habitual

Artículo 54

Concepto de vivienda habitual

1. Con carácter general se considera vivienda habitual del contribuyente la edificación que constituya su residencia durante un plazo continuado de, al menos, tres años.

No obstante, se entenderá que la vivienda tuvo el carácter de habitual cuando, a pesar de no haber transcurrido dicho plazo, se produzca el fallecimiento del contribuyente o concurran otras circunstancias que necesariamente exijan el cambio de domicilio, tales como celebración de matrimonio, separación matrimonial, traslado laboral, obtención del primer empleo, o cambio de empleo, u otras análogas justificadas.

2. Para que la vivienda constituya la residencia habitual del contribuyente debe ser habitada de manera efectiva y con carácter permanente por el propio contribuyente, en un plazo de doce meses, contados a partir de la fecha de adquisición o terminación de las obras.

No obstante, se entenderá que la vivienda no pierde el carácter de habitual cuando se produzcan las siguientes circunstancias:

Cuando se produzca el fallecimiento del contribuyente o concurran otras circunstancias que necesariamente impidan la ocupación de la vivienda, en los términos previstos en el apartado 1 de este artículo.

Cuando éste disfrute de vivienda habitual por razón de cargo o empleo y la vivienda adquirida no sea objeto de utilización, en cuyo caso el plazo antes indicado comenzará a contarse a partir de la fecha del cese.

3. Cuando sean de aplicación las excepciones previstas en los apartados anteriores, la deducción por adquisición de vivienda se practicará hasta el momento en que se den las circunstancias que necesariamente exijan el cambio de vivienda o impidan la ocupación de la misma, salvo cuando el contribuyente disfrute de vivienda habitual por razón de cargo o empleo, en cuyo caso podrá seguir practicando deducciones por este concepto mientras se mantenga dicha situación y la vivienda no sea objeto de utilización.

4. A los exclusivos efectos de la aplicación de las exenciones previstas en los artículos 33.4. b) y 38 de la Ley del Impuesto, se entenderá que el contribuyente está transmitiendo su vivienda habitual cuando, con arreglo a lo dispuesto en este artículo, dicha edificación constituya su vivienda habitual en ese momento o hubiera tenido tal consideración hasta cualquier día de los dos años anteriores a la fecha de transmisión.

    Como vemos para poder disfrutar de la deducción por inversión en vivienda habitual, tenemos que ajustarnos a lo que la ley señala como concepto de vivienda habitual.



Menéame 
Contador-visitas Lecturas: 4565

Hipoteca.com.es: Web dedicada al mundo de la hipoteca