Documento sin título
¿Cómo puedo saber si mi hipoteca es a interés fijo o variable?

¿Cómo puedo saber si mi hipoteca es a interés fijo o variable?

23 de septiembre de 2012

La hipotecas pueden ser a interés fijo o a interés variable. Si es a interés fijo pagaremos siempre la misma a cuota, si es a interés variable la cuota variará en función de la evolución de un índice de referencia.

    La hipoteca puede ser a interés fijo o variable, aunque hay que tener presente que la inmensa mayoría de las hipotecas que se firman son a interés variable. Al ser a interés variable la cuota variará en función de la evolución del índice de referencia al que este ligado la hipoteca. La inmensa mayoría de las hipotecas se encuentran referenciadas al Euribor, aunque también existen las hipotecas referenciadas al IRPH o a otros índices. Podemos saber si nuestra hipoteca es a interés fijo o variable si la cuota mensual de la misma siempre ha sido la misma o no, desde que está se firmó. Pero solo si ha variado sabremos que es una hipoteca a interés variable, porque si siempre ha sido la misma cuota mensual la que hemos pagado desde el principio, puede igualmente ser una hipoteca a interés variable, porque puede ser que se trate de una hipoteca recientemente constituida y todavía no haya pasado el tiempo establecido para la revisión, que normalmente es cada 6 o 12 meses. También puede ocurrir que la cuota se haya mantenido constante desde el principio, llevemos ya varios años pagando, y sin embargo ser una hipoteca a interés variable. ¿Por qué? Porque puede ser una hipoteca en la que se haya establecido que los primeros años se calcule la cuota mensual a un interés fijo y transcurridos esos años calcular la cuota en función de un índice de referencia más un diferencial con un periodo de revisión semestral o anual.

    La mejor manera de saberlo es preguntando a nuestra entidad financiera, en la que tenemos nuestra hipoteca, pero si no nos resulta posible hay otras formas de saberlo.

    Podemos saber si nuestra hipoteca es a interés fijo o variable a través del portal virtual de nuestro banco, si nos han dado acceso a él. Una vez entremos en nuestra cuenta, habrá alguna pestaña que indique préstamos, hipoteca o financiación. Haciendo clic en una de ellas seguramente aparecerán muchas de las condiciones de nuestra hipoteca. Si aparece que la hipoteca se calcula a partir de un índice, ya sea Euribor, IRPH u otro, o nos señale una fecha para una próxima revisión, podremos entender que nuestra hipoteca es a interés variable.

    Otra de las maneras de saber si nuestra hipoteca es a interés fijo o variable es leyendo la escritura de la vivienda a partir de la cual se ha constituido la hipoteca. En la escritura señalará si es una hipoteca a interés fijo o variable, a que índice de referencia se ha ligado la hipoteca (Euribor, IRPH, CECA, etc), que diferencial se le ha sumado al índice y cuanto tiempo se ha establecido para el pago de la misma.

    Si no queremos leer la escritura y si no tenemos acceso a nuestra entidad financiera a través de Internet, siempre quedará el recurso práctico de acudir al banco y preguntar directamente sobre los datos que queremos saber de nuestra hipoteca. Nos los dirán todos y por supuesto el tema del que trata este artículo: si nuestra hipoteca es a interés fijo o variable.



Menéame 
Contador-visitas Lecturas: 1034

Hipoteca.com.es: Web dedicada al mundo de la hipoteca